5 cosas que quizás no sabías sobre los implantes dentales

Clínicas Den - 5 cosas que quizás no sabías sobre los implantes dentales

Pocas partes de nuestro cuerpo reciben tanto desgaste como nuestros dientes. Se estima que los seres humanos pasamos aproximadamente una hora por día comiendo o bebiendo de promedio ¡Eso es mucho de nuestro tiempo! 

Si bien la higiene dental ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas, incluso los dientes más resistentes solo pueden durar un determinado tiempo. Para la mayoría de nosotros, llegará un momento de nuestra vida en el que tendremos que despedirnos de algunos de nuestros dientes.

No hace tanto tiempo cuando la única solución real en esta situación eran las prótesis removibles o los puentes fijos. Si bien tenían un propósito, podrían ser extremadamente incómodos y difíciles de mantener.

Hoy en día, afortunadamente, contamos con implantes dentales, una solución permanente y sin complicaciones que se ve y se siente como un diente nuevo ¡A sonreír!

 

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es una “raíz” de titanio que se fusiona con la mandíbula para soportar un nuevo diente artificial. Una vez colocados, los implantes dentales son un accesorio permanente en nuestra boca y son la mejor solución disponible en la actualidad para el reemplazo de dientes.

Si estás considerando implantes dentales para reemplazar uno o varios dientes perdidos, compartimos contigo los siguientes datos de interés:

Es un procedimiento común y exitoso

Los implantes dentales pueden ser mucho más comunes de lo que piensas. En los EE. UU, por ejemplo, el 69% de las personas de entre 35 y 44 años han perdido al menos un diente y una de cada cuatro personas de 75 años o más ha perdido todos sus dientes.

Lo más probable es que conozcas al menos una persona que tenga implantes dentales y casi invariablemente el procedimiento haya sido 100% exitoso. Si bien hay ciertas situaciones en las que los implantes pueden no ser posibles debido a una mala salud dental u otros problemas, estos son muy extraordinarios.

Te durarán toda la vida

La buena noticia es que una vez que su implante dental esté en su lugar, nunca más tendrá una cavidad, chip o cualquier otro problema. La raíz está hecha de titanio, el mismo material utilizado para naves espaciales y misiles, mientras que el diente artificial en sí nunca se descompondrá. Mientras que las prótesis dentales, puentes y coronas duran solo unos años, los implantes dentales duran para siempre.

Se ven y se sienten naturales

Nada se acerca más a un diente real que los implantes dentales. En primer lugar, se ven muy bien. Se pueden moldear y colorear para que coincidan con precisión con sus dientes existentes, brindándole una sonrisa perfecta de la que poder estar orgulloso. También se «sienten» como dientes reales. No hay que preocuparse por el deslizamiento asociado con las dentaduras postizas y los puentes, por lo que se puede comer y hablar con confianza. Además, no requieren cuidado y mantenimiento adicionales, simplemente el cepillado y el uso de hilo dental como se lleva a cabo normalmente.

Ellos hacen tus mandíbulas más fuertes

Un hecho poco conocido acerca de la pérdida de dientes es que una vez que undiente se ha ido, el hueso de la mandíbula debajo comienza a deteriorarse. Esto se debe a que los dientes y las mandíbulas forman un importante sistema recíproco. Igual que los dientes dependen de la mandíbula para apoyarse, ésta necesita que los dientes se mantengan fuertes y sanos. Los implantes dentales no solo evitan que la mandíbula se deteriore, sino que realmente estimulan el crecimiento óseo.

Ayudan a proteger los dientes sanos

Tal y como nuestros dientes dependen de nuestras mandíbulas para apoyarse, también se apoyan entre sí. Tan pronto como perdamos un diente, los que lo rodean comenzarán a desviarse. Esto, combinado con el deterioro de la mandíbula, hace que sea mucho más probable que se caigan también. Si perdemos un diente, tiene sentido sustituirlo con un implante dental lo antes posible para evitar futuras complicaciones.

Igual que con cualquier procedimiento dental importante, deberemos discutir todos los aspectos de los implantes dentales con nuestro dentista antes de decidir seguir adelante. Un buen dentista nos guiará en cada paso del procedimiento, asegurando una solución sin dolor para los dientes perdidos.

El equipo de especialistas dentales altamente calificados de Clínica Den puede reemplazar nuestros dientes perdidos de manera segura y eficiente con el mínimo esfuerzo. Contáctanos para descubrir cómo podemos hacer que tu sonrisa vuelva a brillar.

 

Compártelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Dr. Pablo Rial

El doctor Pablo Rial es el Director Médico de Den Clínica Dental y Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia. El doctor Pablo Rial cuenta con más de 30 años de experiencia y se ha especializado en Rehabilitación Oral e implantología Dental. Es diplomado en Ortodoncia y Oclusión Funcional por la Fundación Roth – Williams International y diplomado en Ortodoncia por la Fundación Internacional Gnathos. Además, posee un Postgrado en Bioestética por el Orthognathic Bioesthetic Institute, un título superior para dirigir instalaciones de Radiodiagnóstico (UTPR) y un Máster en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE Business School.

Me encantaría leerte

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clínicas Den, como titular de https://clinicasden.com , solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la Unión Europea, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

Share This

Share This

Share this post with your friends!