¿Pueden el resfriado y la fiebre afectar a nuestra salud bucodental?

Clínicas Den - ¿Pueden el resfriado y la fiebre afectar a nuestra salud bucodental?

Aún con frío en nuestra ciudad, los virus del resfriado y la fiebre están más que presentes. 

Existe una larga lista de remedios para hacer frente a sus molestos síntomas, aunque algunos puedan acarrearnos más problemas que soluciones. Algunas de las soluciones que se presentan para mejorar nuestra salud pueden acabar por dañar nuestros dientes.

¿Cómo combatir el resfriado y mantener nuestra salud oral?

Descongestionantes

Los medicamentos descongestionantes nos ayudan a ganarle la batalla al goteo nasal. Desafortunadamente no es la única reacción que experimenta nuestro cuerpo si decidimos tomarlos.

La sequedad bucal es uno de los efectos secundarios de los descongestionantes. La reducción de saliva puede promover el crecimiento de bacterias en nuestra boca. Esta situación puede degenerar en una posible enfermedad de las encías o en caries dental.

Una posible solución a este problema es beber mucho agua cuando estamos resfriados, pues así mantenemos nuestro organismo hidratado y nuestra boca lubricada.

También podemos estimular la producción de saliva usando pastillas para el dolor de garganta o tomando gotas para la tos.

Gotas para la tos y pastillas para el dolor de garganta

Estos remedios están creados para disolverse lentamente. Esto significa que los mantenemos durante un periodo de tiempo “largo” hasta que sus componentes se acomodan en nuestros dientes, boca y garganta. Algunos de estos pueden ayudar a los síntomas, pero otros son incluidos solo por su sabor.

El azúcar, enemigo de la salud de nuestros dientes, es un componente muy común en este tipo de productos. El azúcar puede conducir a la caries dental.

La mejor opción es elegir remedios para la tos y resfriado sin azúcar. Si usamos productos azucarados, deberemos asegurarnos de lavarnos los dientes regularmente para mantenerlos limpios.

Otro de nuestros deberes es enfatizar la importancia de la higiene bucal en niños. Aunque el dentista pueda reparar las caries, es importante prevenir antes que curar y evitar esta experiencia.

Jarabe para la tos y medicina líquida para el resfriado

Tal y como sucede con las gotas y pastillas para la tos y el dolor de garganta, los jarabes y la medicina líquida para el resfriado suelen contener azúcar.

Estos líquidos espesos y pegajosos pueden dejar una capa apenas perceptible en nuestros dientes que contribuirá a la caries dental.

Recomendamos elegir pastillas o cápsulas en lugar de medicamentos líquidos.  Si no es posible, nuestro consejo es tomar el medicamento antes de comer.

Comer y beber aumentan la producción de saliva, que ayuda a eliminar el azúcar. Tras ingerir alimentos y líquidos, deberemos asegurarnos de limpiar bien nuestros dientes. De esta manera, estaremos combatiendo no solo con el resfriado sino también contra los peligros de la medicina azucarada para nuestra salud.

 

 

Té caliente

El té es un remedio casero usado comúnmente para combatir el resfriado.

El hecho de que sea una bebida caliente puede calmar el dolor en nuestra garganta, mientras que otros compuestos del té pueden aliviar el malestar estomacal, combatir el dolor de cabeza o aliviar otros síntomas.

El té caliente es más recomendable que los refrescos u otras bebidas azucaradas. Aún así, no está exento de peligros para nuestra salud dental.

El té puede contribuir a erosionar nuestros dientes. El té negro es especialmente corrosivo y tiene un efecto más significativo en nuestros dientes que el té verde.

Si, además, agregamos azúcar o miel, promoveremos la caries dental.

¿Qué hacemos al respecto? Podemos beber con una pajita, ya que minimiza el contacto de la bebida con nuestros dientes. Usar menos azúcar también ayudará a prevenir sus efectos negativos.

No nos olvidemos de la importancia de cepillarnos los dientes tras ingerir esta bebida.

Zumo de naranja

El zumo de naranja y otras bebidas cítricas suavizan el esmalte dental y su acidez puede dañar nuestros dientes.

Tal y como sucede con el té, el zumo de naranja es una gran opción para combatir los síntomas del resfriado. Rico en vitamina C, nos puede ayudar a estimular nuestro sistema inmunológico y a combatir la enfermedad con mayor eficacia.

Es imprescindible cepillarnos los dientes a conciencia tras ingerir zumo de naranja.

Debemos cuidar de nuestra salud bucodental y general, protegiendo nuestros dientes durante la temporada de resfriados y gripe.

Recomendamos cepillarnos los dientes con frecuencia, beber agua durante todo el día y sustituir nuestro cepillo de dientes una vez pase el resfriado para un nuevo y saludable comienzo.

Compártelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Dr. Pablo Rial

El doctor Pablo Rial es el Director Médico de Den Clínica Dental y Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia. El doctor Pablo Rial cuenta con más de 30 años de experiencia y se ha especializado en Rehabilitación Oral e implantología Dental. Es diplomado en Ortodoncia y Oclusión Funcional por la Fundación Roth – Williams International y diplomado en Ortodoncia por la Fundación Internacional Gnathos. Además, posee un Postgrado en Bioestética por el Orthognathic Bioesthetic Institute, un título superior para dirigir instalaciones de Radiodiagnóstico (UTPR) y un Máster en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE Business School.

Me encantaría leerte

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clínicas Den, como titular de https://clinicasden.com , solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la Unión Europea, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

Share This

Share This

Share this post with your friends!