¿Qué es una caries, qué tipos y tratamientos existen para esta lesión bucodental?

Clínicas Den - ¿Qué es una caries, qué tipos y tratamientos existen para esta lesión bucodental?

La caries es un problema de salud bucodental que a todos nos resulta familiar. Afecta a niños, adolescentes y adultos con frecuencia, por lo que no ha de restarse importancia a su prevención y tratamiento.

Hoy veremos las causas que las provocan, qué tipos hay y cómo curarlas y prevenirlas.

¿Qué son las caries dentales?


La caries es una lesión que se produce en la superficie del diente, cuando hay un deterioro o una ruptura que destruye el esmalte dental, la capa dura externa de los dientes.

Es un orificio en la pieza dental que puede volverse más grande y profundo con el paso del tiempo si no se actúa sobre este.

Este daño se produce porque los ácidos de la placa bacteriana atacan el esmalte. Si no se trata a tiempo, la caries deteriorará la dentina y finalmente, alcanzará el nervio del diente.

Por tanto, es una afección irreversible que hay que detectar y solucionar cuanto antes para evitar dolor, riesgo de infección o pérdida de las piezas dentales.

Causas de las caries dental

¿Cuál es la causa de la aparición de una caries?


Como veremos existen diferentes causas, pero en cualquier caso, si cuidas tu boca y visitas de forma periódica a tu dentista evitarás y  minimizarás los daños.

La placa bacteriana

Una de las causas principales de las caries es la acumulación de sarro, una película pegajosa formada por gérmenes.

En nuestra boca existen muchas bacterias, algunas de ellas nocivas.

Cuando comemos estas bacterias dañinas se mezclan con la comida y se forma la placa bacteriana, una sustancia incolora que se adhiere a nuestros dientes.

La placa bacteriana utiliza el azúcar y el almidón para fabricar ácidos, y son estos los que hacen daño al esmalte (se lo comen).

Si esta placa pegajosa no se elimina, se endurece y es entonces, cuando aparece lo que conocemos como sarro o tártaro dental. En este punto, no solo se estropean los dientes, sino que también tendrás encías inflamadas.

Como hemos dicho, si no se actúa a tiempo, este ácido continuará dañando el esmalte dental y empezará a deteriorar el interior del diente, donde se encuentran las terminaciones de los nervios.

De ahí la razón de detener este problema de inmediato.

Que tengas o no caries depende también de otros factores, pero especialmente, de tu estilo de vida y hábitos.

Factor genético

Esta razón es un alivio para aquellas personas que no entienden por qué sufren caries si se cuidan la boca.

Efectivamente, el factor genético puede hacer que seas propenso a tener caries.

Sin embargo, influye también lo que comemos y la manera de cuidar nuestros dientes.

Alimentación rica en azúcares

Como hemos visto, el azúcar contribuye a la acidificación de la boca y, por tanto, al crecimiento de la placa bacteriana, con todo lo que ello conlleva.

Sequedad bucal

La saliva es un protector natural de nuestra boca.

La ingesta de ciertos medicamentos, enfermedades autoinmunes, terapias contra el cáncer,  diabetes, estrés, el tabaco y el alcohol, entre otros, pueden provocar  xerestomia o sequedad bucal y, en consecuencia, fomentar la aparición de caries.

»Conoce con Clínicas Den: Efectos tabaquismo en los dientes

Suscríbete a nuestra Newsletter y obtén un 10% de descuento.

¿Cuáles son los tipos de caries dentales?


Existen diferentes tipos dependiendo del área dental dañada:

Por fisuras y fosas

Se producen pequeñas grietas en la superficie dental. Este tipo de lesión ocurre sobre todo en la zona de masticación molar. 

Se puede prevenir con una correcta higiene dental y es habitual en niños y adolescentes.

De corona

Es la caries más frecuente, en especial, entre los niños.

La lesión se encuentra en la superficie de la corona dental.  La puedes detectar fácilmente porque la pieza se decolora.

Radicular

El daño tiene lugar en la raíz del diente.

Cuando se padecen encías retraídas, ya sea por una enfermedad periodontal,  por un cepillado demasiado enérgico u otras causas, la raíz queda expuesta y, por tanto, es un blanco fácil para las bacterias que atacan directamente a la dentina y continúan su avance.

Interdental

Es una de las lesiones más complicadas de detectar. Solo es posible por radiografía.

Por tanto, la detección solo es factible en una clínica dental. 

Sucede en el espacio interproximal, es decir, entre dos dientes.

Es una zona donde se acumulan restos de comida fácilmente, al mismo tiempo que es de difícil acceso.

El hilo dental y los cepillos interproximales serán tus aliados.

Recurrentes o secundarias

Las caries recurrentes son aquellas que se producen cuando una zona cercana o contigua se ve afectada como consecuencia de una lesión anterior.

Puede ser una caries nueva, o provocada por la remanencia de una infección previa que se ha tratado de forma tardía.

¿Cómo saber si tengo caries? Síntomas más comunes


Los síntomas varían en función del tipo y la gravedad de la lesión.

En un principio, la caries es asintomática, pero según avanza comienzan a aparecer las primeras molestias:

  • Dolor en los dientes.
  • Sensibilidad dental al frío y al calor.
  • Un agujero en el diente.
  • Manchas blancas, marrones o negras en la superficie dental.
  • Un absceso (que es una bolsa de pus) como consecuencia de una infección. Puede ocasionar dolor, hinchazón y fiebre.

Dientes sensibles

¿Qué puedes hacer mientras esperas la visita con tu dentista?

La espera puede resultar un poco larga cuando hay molestias.

Hasta que llegue el día de la cita con tu dentista, puedes tomar analgésicos que apacigüen el dolor, hacer enjuagues bucales con agua tibia y usar un dentífrico especial para dientes sensibles.

Evita también beber o comer alimentos demasiado fríos  o calientes.

¿Cómo curar las caries? Tratamientos más efectivos


El dentista evalúa la zona afectada y,  en función del daño, procede con el tratamiento correspondiente.

Este tratamiento consta de dos partes:

  • En primer lugar, se procederá a eliminar la zona infectada.
  • En segundo lugar, se trabaja la restauración del diente.

Cuanto antes se detecte, más sencillo será el tratamiento y, también, menos costoso.

Tratamientos con flúor

Si la caries está en la fase inicial, un tratamiento con flúor es suficiente para revertirla y evitar que el daño sea mayor.

El flúor puede aplicarse de forma líquida, en gel, espuma o colocando una cubeta ajustable en los dientes.

Obturación o empaste dental

En este caso la caries ha dañado el esmalte y la dentina.  Hay que eliminar el área infectada y, posteriormente, proceder al sellado de la zona, lo que conocemos como empaste.

El material habitual de los empastes es la  resina compuesta o composites. Estas resinas además de cumplir la función de sellado, también resuelve la cuestión estética, ya que cuenta con una amplia gama de colores que se asemejan al color del diente.

rellenos de empaste dental

Coronas

Si la caries se ha extendido demasiado o el diente está debilitado, la solución está en las coronas: una funda a medida que protege a la corona natural del diente.

Las coronas pueden ser de resina, zirconio, porcelana de alta resistencia o fundida en metal u otros materiales.

Endodoncia

Cuando la lesión alcanza la pulpa (el interior del diente), es probable que haya que recurrir a  una endodoncia (matar al nervio).

Se elimina la pulpa necrosada y se limpia en profundidad el interior del diente y la raíz. A continuación, se tapa el diente con un relleno temporal. Posteriormente, se reemplazará por uno permanente o por una corona, si procede.

Extracción o exodoncia

En este caso el daño de la pulpa es tal que no puede ser reparada y se tiene que extraer la pieza. Lo recomendable es sustituir el diente por un puente o un implante dental para que las piezas adyacentes no sufran su falta,  queden desprotegidas y se desplacen.

Qué son implantes dentales

¿Cómo prevenir las caries dentales?


Prevenir esta lesión es muy sencillo. Tan solo has de mantener una buena higiene bucal  diaria y realizar una visita periódica a tu dentista.

  • Cepíllate tus dientes con flúor después de cada comida o 2 veces al día, como mínimo.
  • La higiene bucodental es esencial antes de ir a dormir.
  • Lavar los dientes incluye también limpiar bien tus encías.
  • Usa hilo dental o cepillos interproximales para eliminar los restos de alimentos que se puedan encontrar entre tus dientes.
  • Apuesta por una dieta equilibrada y evita comer entre horas.
  • Intenta no ingerir grandes cantidades de dulces o bebidas con azúcar.
  • Visita a tu dentista de confianza siempre que lo necesites. Los controles regulares son imprescindibles para un correcto mantenimiento de tu salud.

higiene dental

Conclusión  

Las caries es una de las enfermedades bucales más frecuentes que hay que controlar para lograr una salud bucodental óptima.

Si cuidas tu higiene bucal en tu día a día y visitas un par de veces al año a tu dentista, te evitarás muchas molestias y daños y ganarás la partida a estas bacterias.

Recuerda que cuanto antes se elimine la caries, menos daños provocará, más sencillo será el tratamiento y también menos costoso.

Si tras leer este post has reconocido alguno de los síntomas o simplemente quieres hacerte una revisión, pide una cita con nosotros para que evaluemos tu caso.

¿Son las caries un problema muy común en tu boca?

Pregúntame en los comentarios cualquier duda que tengas con respecto al tratamiento de las caries o sus causas. Prometo responderte. 

Imagen de portada: Freepik

Compártelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Avatar of Dr. Pablo Rial

Dr. Pablo Rial

El doctor Pablo Rial es el Director Médico de Den Clínica Dental y Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia. El doctor Pablo Rial cuenta con más de 30 años de experiencia y se ha especializado en Rehabilitación Oral e implantología Dental. Es diplomado en Ortodoncia y Oclusión Funcional por la Fundación Roth – Williams International y diplomado en Ortodoncia por la Fundación Internacional Gnathos. Además, posee un Postgrado en Bioestética por el Orthognathic Bioesthetic Institute, un título superior para dirigir instalaciones de Radiodiagnóstico (UTPR) y un Máster en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE Business School.

Me encantaría leerte

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clínicas Den, como titular de https://clinicasden.com, solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la Unión Europea, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

Share This

Share This

Share this post with your friends!