¿Cómo afecta el tabaquismo en los dientes y en la boca de las personas fumadoras?

Clínicas Den - ¿Cómo afecta el tabaquismo en los dientes y en la boca de las personas fumadoras?

El tabaco tiene un grave impacto en tu salud bucodental, que va más allá del mal aliento y las manchas dentales. La nicotina y otros químicos presentes en los cigarros generan daños en tus dientes y boca que, a veces, son irreversibles. ¿Quieres saber qué efectos tiene el tabaquismo en los dientes?

Sigue leyendo y verás por qué fumar es uno de los hábitos más nocivos para tu cuerpo.

Tabaquismo en los dientes: 10 enfermedades y problemas más comunes


El tabaquismo tiene efectos directos en la boca. Es el primer lugar que entra en contacto con la nicotina, el alquitrán y otros químicos presentes en el tabaco.

Esto disminuye el riego sanguíneo en las encías y altera la composición de la placa bacteriana, lo que baja las defensas y favorece las infecciones, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades de la boca y en los dientes, algunas de gran gravedad.

Te dejamos una lista de todas aquellas afecciones y problemas bucales que están directamente relacionados con el consumo de tabaco

Efectos del tabaquismo en los dientes

1. Dientes amarillos y manchas dentales

Es fácil distinguir a un fumador por el color amarillento de sus dientes, generado por los ingredientes de tabaco.

La nicotina, el alquitrán y los aditivos del tabaco también se van depositando en los dientes en forma de desagradables manchas amarillas o marrones.

Esta decoloración son en realidad extensas manchas dejadas por los químicos que se encuentran en los cigarrillos.

Los dientes amarillentos pueden ser extremadamente difíciles de blanquear, según la profundidad de las manchas y el tiempo que hayan estado expuestos.

Exponer los dientes a estos productos químicos debilita el esmalte dental, la capa protectora que no se puede reemplazar. Esto hace que los dientes se vuelvan vulnerables y permite que las manchas se adhieran profundamente a los dientes.

2. Melanosis gingival

Al igual que en tu piel, pelo y ojos, las encías también tienen melanina que les da color. Cuando la melanina se acumula en esa zona, se tiñen de un color oscuro indicando que sufres melanosis gingival.

La producen algunas medicaciones y causas genéticas, pero la mayor causa de encías negras es exponerlas a la nicotina del tabaco.

3. Sensibilidad dental

Debido a que fumar debilita o erosiona el esmalte dental, los dientes de los fumadores a menudo son vulnerables y pueden volverse extremadamente sensibles a las temperaturas frías y calientes.

Esto puede ser doloroso y muy restrictivo cuando se trata del consumo de alimentos y bebidas.

»Aprende con Clínicas Den: ¿Qué es la sensibilidad dental?

4. Halitosis

Cuando las bacterias se acumulan en la boca dan lugar al mal aliento. El tabaquismo es uno de sus desencadenantes.

Este problema que sufre mucha gente es fácil de solucionar siguiendo un estilo de vida saludable y una higiene bucodental correcta.

Sin embargo, cuando el problema se vuelve crónico se denomina halitosis. Ya no es algo puntual, sino que se ha convertido en una patología que genera ansiedad en quien la sufre y rechazo en quienes le rodean.

En ese caso eliminarlo requiere atacar a la raíz, mediante fármacos o cirugía que eliminan la enfermedad que la provocan. En el caso del tabaquismo, la única solución es dejar de fumar porque la limpieza, dentífricos, caramelos y colutorios solo enmascaran temporalmente el olor.

5. Xerostomía

La sensación de tener la boca seca es producida por una patología bucal llamada xerostomía, en la que disminuye la secreción de saliva, que es la encargada de que no proliferen las bacterias.

Más allá de la incomodidad de no tener saliva en la boca, los efectos de esta falta de humedad e hidratación natural da lugar a ardor o dolor en la lengua, mal aliento, llagas, caries y problemas al masticar e ingerir alimentos.

La xerostomía es producida por enfermedades como la diabetes y enfermedades autoinmunes, el uso de fármacos y terapias contra el cáncer, el estrés, la ansiedad y cálculos que obstruyen los conductos salivales. Pero también puedes provocarla con malos hábitos como el consumo crónico de alcohol y el tabaquismo.

Suscríbete a nuestra Newsletter y obtén un 10% de descuento.

6. Enfermedades en las encías: gingivitis y piorrea

La disminución de los niveles de oxígeno en la sangre conduce a un sistema inmunitario debilitado y deja nuestra boca vulnerable a las infecciones.

Esto significa que las bacterias que se encuentran en la boca pueden acumularse e infiltrarse más fácilmente en las encías.

Las bacterias destruyen rápidamente el tejido de las encías, haciendo que retroceda y se afloje y sea insalubre.

Las encías ayudan a anclar los dientes en su lugar, por lo que cuando nuestra salud se ve comprometida, los dientes pueden aflojarse y potencialmente caerse.

¿Qué enfermedades puede causar el tabaco en las encías?

Las más comunes son la gingivitis y la piorrea.

La primera se produce por acumulación de la placa bacteriana, que provoca molestias y dolor. Si no se trata puede desembocar en periodontitis, una infección grave que sufren las encías, daña el tejido blando y -si no se trata a tiempo- puede afectar al hueso sobre el que se asientan los dientes y el tejido circundante, causando que también se descompongan.

La periodontitis puede prevenirse, pero los fumadores presentan un problema: uno de los síntomas son las encías sangrantes, y la nicotina reduce el riego sanguíneo en la zona, por lo que los fumadores no suelen sangrar.

Por eso, fumar enmascara los avisos de esta importante afección que los fumadores sufren dos veces más que las personas que no fuman.

Además, en los fumadores avanza más rápido y tiene tasa de reaparición.

7. Menor eficacia de tratamientos dentales

Cuando es necesario realizar tratamientos periodontales, se ha comprobado que el 90% de los casos que fracasan corresponden a fumadores.

El hábito de fumar tampoco favorece a las cirugías periodontales, los injertos de encía o de hueso, y la colocación de implantes dentales.

En este último caso, fumar reduce la osteointegración, el riego sanguíneo y la capacidad de cicatrización, y de hecho el riesgo de fracaso al colocar implantes dentales se incrementa un 2,5% en pacientes fumadores.

8. Pérdida de implantes o carillas

Los implantes dentales son una alternativa muy eficaz para sustituir una pieza dental perdida, mientras que las carillas dentales recubren el diente a nivel estético y fortalecen el esmalte.

Son tratamientos a los que suelen recurrir los fumadores con el paso del tiempo, pero una vez colocados, si se mantiene el hábito de fumar se incrementa la posibilidad de pérdida temprana.

Si fumas, tus implantes o carillas van a durar menos, y van a pigmentarse.

9. Dientes podridos

Debido a que los químicos en los productos del tabaco debilitan el esmalte protector del diente, los dientes se vuelven más susceptibles a las bacterias, ácidos y otras sustancias destructivas.

Sin una capa protectora, estas sustancias pueden devorar los dientes y eventualmente causar que se pudran hasta la raíz del diente (dientes podridos). Esto puede ser extremadamente doloroso y puede hacer que los dientes se aflojen, requiriendo extracción e incluso que se caigan.

Esta podredumbre también puede llevar a una infección que conduce a problemas aún más grandes.

Fumar provoca una falta de oxígeno en la sangre, que nuestro cuerpo necesita para combatir estas infecciones. Ser menos capaz de combatir naturalmente la infección también puede llevar a problemas importantes como la enfermedad de las encías.

10. Cáncer bucal

Los productos de tabaco como cigarrillos, pipas, tabaco de mascar y otros son altamente cancerígenos.

Las sustancias químicas que se encuentran en estos productos se han citado como una de las principales causas de muchos cánceres, incluido el cáncer de boca.

Según la Oral Cancer Foundation, hay más de 7,000 productos químicos que se encuentran en el humo del tabaco, incluidos más de 70 que se sabe que causan cáncer.

El cáncer oral es especialmente peligroso porque, en general, quienes lo tienen no lo saben en las primeras etapas, ya que no producen efectos secundarios dolorosos hasta que se diseminan.

El cáncer oral puede tomar muchas formas, como bultos sin explicación, sangrado, hinchazón, entumecimiento, dolor y dificultad para tragar.

¿Existe un tratamiento para reducir el efecto del tabaco en la boca?


Existen pastas de dientes y enjuagues bucales disponibles en el mercado, producidos específicamente para quienes usan productos de tabaco. Sin embargo, no son tan efectivos para tratar los problemas orales provocados por el hábito de fumar como lo es deshacerse del hábito.

Los consumidores de tabaco, especialmente, deben visitar a su dentista regularmente para que su salud oral sea vigilada de cerca.

Puedes realizarte algunos tratamientos como una tartrectomía o limpieza dental y un blanqueamiento dental. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el único tratamiento verdaderamente eficaz para restaurar la salud de la boca de un fumador es dejar de fumar.

Efectos del tabaco en la bocaTratamiento dental para tabaco

Conclusión

El tabaco debilita la capacidad de todo tu cuerpo para luchar contra las infecciones, y en concreto en tu boca reduce en riego sanguíneo, baja las defensas contra las bacterias y disminuye la cicatrización, lo que permite la aparición de muchos problemas y enfermedades. La más grave, el cáncer bucal.

El tabaquismo, además, camufla los síntomas que te podrían avisar de que tienes un problema en tu boca o dientes, retrasando su curación.

Tras leer este artículo, ¿te has replanteado dejar de fumar?

Piensa en todos los beneficios de dejar este hábito nocivo y olvídate de los problemas de salud.

Si es así,  contacta con nuestra Clínica Dental de Barcelona para revisar tu salud bucodental.

Compártelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Avatar of Dr. Pablo Rial

Dr. Pablo Rial

El doctor Pablo Rial es el Director Médico de Den Clínica Dental y Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia. El doctor Pablo Rial cuenta con más de 30 años de experiencia y se ha especializado en Rehabilitación Oral e implantología Dental. Es diplomado en Ortodoncia y Oclusión Funcional por la Fundación Roth – Williams International y diplomado en Ortodoncia por la Fundación Internacional Gnathos. Además, posee un Postgrado en Bioestética por el Orthognathic Bioesthetic Institute, un título superior para dirigir instalaciones de Radiodiagnóstico (UTPR) y un Máster en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE Business School.

Me encantaría leerte

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clínicas Den, como titular de https://clinicasden.com, solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la Unión Europea, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

Share This

Share This

Share this post with your friends!