Encías inflamadas ¿Por qué se inflaman y cómo podemos prevenirlo o curarlo?

Clínicas Den - Encías inflamadas ¿Por qué se inflaman y cómo podemos prevenirlo o curarlo?

Tener las encías inflamadas es un problema tan habitual como ignorado y que suele derivar en enfermedades periodontales. Prácticamente todas las personas adultas lo han sufrido en alguna ocasión, pero son pocas las que acuden al odontólogo para tratarlo.

Es un error frecuente no prestarle la atención que merecen, ya que comporta asumir unas molestias que podrían evitarse, o arriesgarse a complicaciones mayores y de más difícil solución.

En este artículo, te contamos por qué se inflaman las encías, cómo prevenir esta afección, y llegado el caso, qué hacer para ponerle remedio.

¿Cuáles son las causas de la inflamación de encías?


Cuando hablamos de esta patología, es fácil detectar los síntomas de la gingivitis o de las encías inflamadas:

  • Están más rojas de lo habitual (incluso moradas).
  • Sangran durante el cepillado.
  • Duelen al morder ciertos alimentos o con el frío y el calor.
  • Se retraen y  dejan ver la raíz de los dientes.
  • Tenemos mal aliento, etc.

Lo que es más complicado es detectar sus causas, que pueden ser múltiples e ir desde una simple irritación puntual a un problema más o menos grave de salud.

A continuación, vemos algunas de las más frecuentes.

1. Placa bacteriana y cálculo dental

Seguro que en muchas ocasiones has oído hablar de la placa bacteriana, ¿pero sabes qué es?

Se trata de una película prácticamente invisible que se crea y se regenera constantemente sobre nuestros dientes. Esta película está formada por las bacterias que viven en la boca y los azúcares provenientes de los alimentos que ingerimos.

Si nuestra higiene dental no es correcta o suficiente, la placa bacteriana persiste y puede provocarnos una infección.

El problema puede agravarse si aparece el cálculo dental, que no es más que placa bacteriana endurecida que se queda incrustada en los dientes y también en los bordes o bajo las encías.

En este caso, hay que acudir a un profesional para que lo elimine con una limpieza de boca o higiene bucodental. En odontología lo llamamos tartrectomías.

2. Ortodoncia o aparatos dentales

El tejido que rodea a nuestros dientes puede reaccionar irritándose al estar en contacto con un cuerpo extraño. Por eso, en ocasiones, la ortodoncia como los aparatos dentales y las dentaduras postizas pueden provocar inflamación de encías y dolor.

En el caso de los brackets, además, existe otra razón por la que aumentan el riesgo de desarrollar gingivitis: dificultan una buena limpieza bucal.

>> Aprende con Clínicas Den: ¿Cómo cepillarse con brackets?

3. Una alimentación deficiente

Aquello que comemos influye de diferentes formas en la salud de nuestras encías.

Un exceso de azúcares y carbohidratos, además de favorecer la aparición de caries, contribuyen a la formación de placa bacteriana.

Por otra parte, la falta de vitamina C dificulta la regeneración del tejido de las encías, siendo una causa importante de sangrado gingival. Así lo sugiere este estudio publicado en la revista Nutrition Reviews.

Por último, no hay que olvidar que las bebidas alcohólicas o el tabaco resecan y debilitan las mucosas de la boca, lo que favorece el deterioro de las encías, entre otros problemas.

4. Mal uso del cepillo dental

El utilizar cepillos dentales de mala calidad o ejercer demasiada presión al cepillarnos, también es un problema que puede afectar a nuestras encías y favorecer la aparición de una enfermedad periodontal como la piorrea a futuro.

El mal uso del cepillo dental causa encías inflamadas

5. Otras causas

Además de lo anteriormente mencionado, las encías pueden inflamarse por otras muchas razones, de forma temporal o crónica:

Predisposición genética

Hay personas con una predisposición genética a las encías inflamadas y sangrantes, por lo que deberán prestar especial atención a su higiene bucal.

Consumo de medicamentos

Otras, sufren enfermedades que afectan a su sistema inmune o las obligan a consumir medicamentos que dañan sus encías.

Mala posición de las piezas bucales

La posición de los dientes, las prótesis o los implantes dentales también van a condicionar la higiene y, por lo tanto, la salud bucodental: si no están bien alineados o ajustados, será más difícil llegar con el cepillo a todos los rincones.

Los malos hábitos

Hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol influyen negativamente en la salud gingival.

Cambios hormonales o en el estado de salud

Existen otras razones más puntuales para sufrir inflamación en las encías: cambios hormonales (especialmente los que experimentan las mujeres y que están relacionados con la reproducción), el estrés (que aumenta el nivel de la hormona cortisol), contraer una infección vírica o fúngica, reacción a un alimento o producto concreto, etc.

¿Qué puedes hacer para prevenir las encías inflamadas y evitar el dolor?


Sabiendo cuáles son los principales motivos que la causan, es fácil hacerse una idea de qué debemos hacer para prevenir la inflamación de encías.

¿Lo vemos?

1. Asiste de forma regular a la clínica dental

Es muy importante acudir al dentista u odontólogo una vez al año o incluso cada 6 meses, si se tiene propensión a padecer inflamación de encías.

De esta forma, nos aseguramos de detectar a tiempo cualquier problema de salud no solo bucodental, sino también general que se esté manifestando a través de nuestra boca.

Por otra parte, pese a que la mayoría de personas no piensa que un simple sangrado o inflamación de encías pueda ser grave, lo cierto es que una gingivitis no tratada puede desembocar en una periodontitis irreversible o incluso en la pérdida de dientes.

Tienes una sola boca para toda la vida y merece la pena cuidarla, ¿no crees?

2. Sigue una buena higiene dental

Un buen lavado de dientes no es el que se hace con fuerza, sino el que se lleva a cabo de forma suave, con varias pasadas y llega a todos los rincones de tu boca.

Para ello, hay que cepillar suavemente y con movimientos circulares dientes, encías y lengua. Hazlo durante como mínimo dos minutos.

Te recomendamos usar pasta dental con flúor, un cepillo de cerdas suaves y cabezal pequeño o bien uno eléctrico que te permita realizar una limpieza profunda sin presionar demasiado

Para poder eliminar residuos de entre los dientes, es bueno recurrir a cepillos interdentales o hilo dental una vez al día. También puedes optar por un irrigador y usarlo en cada lavado.

Si usas un colutorio, fíjate en que no lleve alcohol.

Por último, no olvides que los dientes deben lavarse después de cada comida o al menos dos veces al día.

Buena higiene dental para evitar las encías inflamadas

3. Mantén una alimentación y hábitos saludables

En la medida de lo posible, evita los alimentos con azúcares añadidos y aumenta el consumo de frutas y vegetales, especialmente aquellos ricos en vitamina C.

Para cuidar también de tus dientes, es preferible que tomes la fruta entera y no en zumo, ya que el ácido y el azúcar de los zumos (incluso los naturales) atacan al esmalte.

Y, por supuesto, no fumes ni abuses del alcohol.

¿Qué recomendamos en Clínicas Den para curar las encías inflamadas?


Si pese a seguir nuestros consejos sufres inflamación en tus encías, recuerda que es necesario acudir a la consulta de un odontólogo.

Tu dentista podrá determinar la causa y, en consecuencia, recomendar el tratamiento más indicado para solucionar tu problema y evitar que vaya a más.

Control preventivo y limpieza profesional

Aun suponiendo que laves tus dientes después de cada comida, sabemos que no es tan sencillo eliminar toda la placa y el sarro o cálculo dental. 

De hecho, estos también se acumulan debajo de las encías, un sitio totalmente inaccesible para el cepillo de dientes y cualquier otro utensilio de limpieza dental doméstico.

Por todo eso, a veces simplemente se necesita una buena limpieza profesional o profilaxis dental para aliviar las encías inflamadas.

Mediante este tratamiento, el odontólogo comprueba el estado de los dientes y remueve toda la placa y el sarro o cálculo dental, incluso debajo de las encías.

Después, eliminará cualquier residuo que haya podido quedar entre ellos y, por último, aplicará una pasta fluorada blanqueadora.

Ya solo tendrás que continuar con tus buenos hábitos de higiene y salud para mantener el resultado el mayor tiempo posible.

Tratamientos para curar encías inflamadas

Cirugía periodontal

Cuando una enfermedad de las encías no se ha atajado a tiempo y estas se han retraído hasta el punto en que los dientes peligran, es posible que haya que recurrir a la cirugía de acceso o resectiva.

Dependiendo de cada caso, se suele recomendar una Cirugía de acceso periodontal o resectiva.

La primera consiste en levantar la encía, limpiar a fondo debajo, eliminar el tejido infectado y, posteriormente, volverla a fijar al diente.

Con la segunda, se regenera el periodonto aplicando injertos óseos o elementos bioactivos. Estos pueden ser sintéticos, de origen animal o extraerse de las mismas encías o del paladar del paciente.

En otras patologías, tambien se puede utilizar una cirugía mucogingival o plástica periodontal.

Esto sucede en caso muy extremo, que también puedes evitar con prevención y cuidado, como ya te hemos recomendado.

Conclusión

Aunque lamentablemente no se le suele dar la importancia que se merece, unas encías sanas son imprescindibles para el bienestar físico y psíquico de las personas.

Una boca inflamada y con mal aspecto u olor puede afectar seriamente a nuestra autoestima, llegando a dificultar nuestra relación con los demás y con nosotros mismos.

Así es que ya sabes: si mantienes unos hábitos saludables, sigues una rutina diaria de cuidado bucal y nos visitas una o dos veces al año, conservarás la mejor (y más sana) de tus sonrisas.

Y tú, ¿Tienes las encías inflamadas? ¿Cómo cuidas tus encías?

Síguenos para más consejos sobre salud dental y si tienes alguna duda puedes dejárnosla en los comentarios.

Compártelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Dr. Pablo Rial

El doctor Pablo Rial es el Director Médico de Den Clínica Dental y Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia. El doctor Pablo Rial cuenta con más de 30 años de experiencia y se ha especializado en Rehabilitación Oral e implantología Dental. Es diplomado en Ortodoncia y Oclusión Funcional por la Fundación Roth – Williams International y diplomado en Ortodoncia por la Fundación Internacional Gnathos. Además, posee un Postgrado en Bioestética por el Orthognathic Bioesthetic Institute, un título superior para dirigir instalaciones de Radiodiagnóstico (UTPR) y un Máster en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE Business School.

Me encantaría leerte

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Clínicas Den, como titular de https://clinicasden.com , solicito tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios de este blog. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE. En el caso de no pertenecer a la Unión Europea, se informa previamente y sólo se realiza mediante el consentimiento expreso del usuario. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

Share This

Share This

Share this post with your friends!