¿Es posible poner implantes dentales sin hueso? + Soluciones para recuperar la sonrisa

Clínicas Den - ¿Es posible poner implantes dentales sin hueso? + Soluciones para recuperar la sonrisa

Una de las claves del éxito y la durabilidad de los implantes es que la calidad y cantidad ósea del paciente sea óptima. Pero, ¿qué pasa cuando no es así?, ¿se pueden colocar implantes dentales sin hueso?

Ya te avanzamos que sí que es posible, y que existen técnicas avanzadas con las que superar esta carencia.

Hoy te vamos a explicar las causas por las que perdemos hueso y qué tratamientos de implantología y regeneración ósea existen en estos casos tan delicados. Veremos cómo es posible recuperar la sonrisa con implantes dentales, incluso cuando el hueso parece no ser suficiente.

¿Qué son los implantes dentales sin hueso?


Los implantes dentales sin hueso son una solución innovadora para pacientes que sufren una pérdida significativa de hueso maxilar o mandibular, ya sea en cantidad o en calidad, que impide la colocación de implantes dentales convencionales.

La falta de altura, anchura o calidad del hueso dental supone un obstáculo a la hora de efectuar el proceso de implantología dental. En este contexto, la colocación del implante puede resultar contraproducente, pues la estabilidad de la corona sobre implantes se verá comprometida.

Y es que al igual que los dientes naturales, los implantes están sujetos a diario a intensas fuerzas oclusales. Sin una base ósea adecuada, el riesgo de rechazo se incrementa de forma notable.

Llegados a este punto, existen varias opciones:

  • Trabajar la recuperación del hueso con un tratamiento de regeneración ósea, como la elevación de seno maxilar, el injerto de hueso, la osteotomía sagital alveolar, o utilizando plasma rico en factores de crecimiento.
  • Colocar implantes preparados especialmente para afrontar este tipo de obstáculos: implantes cigomáticos, subperiósticos, pterigoideos, corticales, All on 4, Quad Zygoma o micro implantes.

No te preocupes, que en breve entenderás en qué consiste cada uno de ellos.

La importancia de la salud bucal y la restauración de los dientes perdidos

Antes de nada, hagamos un pequeño inciso sobre la importancia de la restauración dental, pues es algo que va más allá de una mera cuestión estética: es vital para mantener la salud bucal y general.

¿Por qué? Por cinco sencillas y rotundas razones:

1. Ayuda a mantener la funcionalidad de la boca

Los dientes son esenciales para masticar y hablar correctamente. La pérdida de piezas dentales afectará el desarrollo de estas funciones básicas.

2. Previene de la pérdida ósea

Los dientes estimulan y mantienen la densidad del hueso maxilar. Sin ellos, el hueso comienza a reabsorberse.

3. Evita el desplazamiento dental

Las piezas adyacentes tienden a moverse hacia el espacio vacío, lo que puede provocar desalineaciones, apiñamiento dental y problemas de mordida.

4. Garantiza una salud oral integral

La pérdida de dientes puede ser un indicativo o un precursor de problemas de salud dental más graves, como enfermedades periodontales o infecciones.

 5. Contrarresta el impacto psicológico y estético

La agenesia dental o falta de dientes  impacta de forma negativa en la apariencia de las personas, generando problemas de autoestima y dificultades en las relaciones sociales.

Por estas razones, restaurar los dientes perdidos, no solo mejora la apariencia, sino que también protege, y mejora la salud y calidad de vida de las personas.

¿Cuáles son las causas de la falta de hueso en el maxilar y la mandíbula?


Se puede hacer un implante dental sin hueso

La pérdida o escasez de hueso en el maxilar y la mandíbula atiende a diferentes razones. Las más habituales son:

Pérdida de dientes sin reemplazo

Cuando se pierde un diente y no se reemplaza con implantes dentales, se produce una degeneración ósea en los espacios interdentales.

Por ejemplo, puede ocurrir después de la extracción de un diente. Al desaparecer la pieza, el hueso que lo sostenía ya no recibe la estimulación necesaria y empieza a reabsorberse.

Aquí el reloj juega en nuestra contra: cuanto más tiempo permanezca el espacio vacío, mayor será la pérdida de hueso.

La pérdida ósea por periodontitis avanzada

Si no se trata, la periodontitis avanzará inexorablemente, provocando la retracción tanto del hueso como de las encías.

Prótesis dentales mal ajustadas

El movimiento y fricción de prótesis mal encajadas provocan la erosión ósea.

Envejecimiento natural

Con la edad, la densidad ósea tiende a disminuir en todo el cuerpo, incluyendo los huesos maxilares y mandibulares. Esta reducción natural afecta a la estabilidad de las piezas dentales y la viabilidad para recibir implantes convencionales.

Traumatismos

Golpes o lesiones en el área de la boca pueden causar daño directo al hueso.

Malos hábitos

Una nutrición deficiente y hábitos como el tabaquismo debilitan el hueso maxilar y mandibular, comprometiendo su integridad y salud.

Causas anatómicas

Los senos maxilares se sitúan en ambos lados del maxilar superior, cerca de los segundos y terceros premolares superiores, muy próximos a las fosas nasales.

Su tamaño puede variar según la anatomía de las personas. Cuando estos son demasiado grandes, restan espacio al hueso.

 

¿Qué tipos de implantes dentales son más adecuados para pacientes sin hueso?


Cómo poner implantes dentales sin hueso

Para pacientes con una notable pérdida ósea, existen una serie de implantes específicamente diseñados para adaptarse a estas circunstancias.

Implantes cigomáticos

Los implantes cigomáticos son una solución para casos de pérdida ósea en el maxilar superior.

Estos implantes se anclan en el hueso cigomático (pómulo), proporcionando una base sólida para la prótesis implantosoportadas. 

Además, son implantes de carga inmediata. Es decir, el implante y una corona provisional se colocan en la misma sesión. Por tanto, recuperas tu sonrisa el mismo día de la intervención.

Implantes Quad Zygoma

El tratamiento consiste en la colocación de cuatro implantes también en el hueso cigomático o pómulo. 

Dos de estos implantes se colocan de manera convencional en la región anterior del maxilar, mientras que los otros dos se anclan en el hueso cigomático en la parte posterior.

Esta distribución proporciona una base sólida y estable para soportar una prótesis dental completa.

Implantes subperiósticos, yuxtaóseos o malla personalizada de titanio

Estos implantes se colocan en la parte superior del hueso maxilar pero debajo de las encías.

El tratamiento consiste en acoplar al hueso deficitario una malla de titanio diseñada a medida, proporcionando así un soporte firme para las prótesis dentales.

Una de las ventajas de este tipo de implantes es que ofrecen una solución cuando las opciones tradicionales no son viables. Sin embargo, también tienen limitaciones y un mayor riesgo de complicaciones (infecciones respiratorias, sinusitis…) en comparación con los implantes endoóseos. Esta es la principal razón por la que su uso ha disminuido.

Implantes pterigoideos

Los implantes pterigoideos son un tipo especial de implantes dentales que se utilizan en casos donde el hueso mandibular posterior es insuficiente. 

Lo que distingue a los implantes pterigoideos es su ubicación y técnica de colocación.

Se insertan en el hueso pterigoideo, que está situado en la parte posterior de la cavidad nasal y cerca del hueso cigomático (pómulo). Esta área proporciona un anclaje sólido para los implantes.

Los implantes pterigoideos ofrecen varias ventajas: evita procedimientos más invasivos como los injertos óseos o la elevación del seno maxilar; y además, al colocarse cerca de la ATM aportan mayor soporte y estabilidad a la mandíbula.

Implantes corticales

Para entender cómo funcionan estos implantes debes conocer las partes que componen el hueso maxilar: tejido esponjoso, médula ósea y tejido cortical. 

El tejido esponjoso es el lugar donde suelen anclarse los implantes, por ser la zona más próxima y maleable.

En el caso de los implantes corticales, estos se colocan en la parte más dura y densa, que como puedes intuir, es el tejido cortical.

Para estos implantes se emplean placas de titanio hechas a medida y unos pernos específicos.

Al aprovechar las áreas del hueso cortical, que generalmente permanecen intactas incluso en casos de pérdida ósea significativa, los implantes corticales reducen la necesidad de procedimientos de injerto óseo, lo que resulta en un tratamiento menos invasivo y con tiempos de recuperación más cortos.

Implantes All on 4

All on Four es una técnica de implantología que implica el uso de solo cuatro implantes dentales en cada arcada (superior o inferior).

Estos implantes sirven como pilares para sostener una prótesis dental completa fija, que se colocará una vez se produzca la osteointegración.

Este tratamiento es habitual en pacientes que llevan mucho tiempo usando una prótesis completa removible.

Micro implantes

Los mini o micro implantes son pequeños tornillos fabricados en titanio, con un diámetro aproximado de 2 mm y una longitud cercana a los 6 mm.

Estos implantes dentales de tamaño reducido se diseñan específicamente para situaciones de implantología donde el hueso disponible es limitado.

 

¿Cuáles son las soluciones para colocar implantes dentales sin hueso?


Hasta ahora hemos visto que existen diferentes tratamientos para realizar implantes sin hueso.

Pero, además, existen otras soluciones que se basan en la regeneración ósea, es decir, en añadir o estimular el crecimiento de hueso nuevo para después continuar con el tratamiento de implantología convencional.

Estas son algunos de los posibles tratamientos:

Elevación de seno maxilar

La elevación de seno maxilar tiene como propósito ganar altura de hueso al seno maxilar para facilitar la colocación de implantes dentales. Esto se logra mediante la aplicación de un injerto óseo en el espacio correspondiente. Tras el proceso de maduración del injerto, se procede a instalar los implantes.

Injerto de hueso

El injerto de hueso permite restaurar el hueso perdido y estimular el crecimiento de la mandíbula o el maxilar.

Para ello se emplean técnicas como los autoinjertos o autólogos, que implican obtener hueso del propio paciente de otras áreas de la boca; o xenoinjertos, que utilizan hueso de otras especies; isoinjertos, que procede de una persona genéticamente vinculada al receptor, etc.

Plasma rico en factores de crecimiento

El plasma rico en factores de crecimiento se obtiene mediante la extracción y procesamiento de la sangre del propio paciente, produciendo un tipo de plasma que promueve la regeneración ósea de forma natural.

Osteotomía sagital alveolar

La osteotomía sagital alveolar es una intervención quirúrgica que se realiza en casos en los que aun siendo la altura de hueso correcta, este es demasiado estrecho para anclar el implante.

Consiste en realizar un corte en el plano sagital del hueso alveolar. Esto crea un espacio entre ambas partes donde se insertan los implantes. Los huecos resultantes se rellenan con una mezcla de partículas óseas y Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

Conclusión

El campo de la implantología ha evolucionado de forma significativa, ofreciendo soluciones innovadoras como los implantes dentales sin hueso y diferentes técnicas de regeneración ósea.

Cada una de estas técnicas tiene sus indicaciones específicas, ventajas y consideraciones.

La elección adecuada de cualquiera de estos tratamientos dependerá del análisis y diagnóstico realizado por especialistas en implantología y cirugía maxilofacial, quienes analizarán y considerarán la situación particular de cada paciente y así planificar un plan de trabajo personalizado que garantice un óptimo resultado.

¿Tienes alguna pregunta más que quieras hacernos sobre los implantes sin huesos?

Ponte en contacto con nosotros o ven a visitarnos a nuestra clínica dental de Barcelona.

 

 

 

 

Compártelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Avatar de Dr. Pablo Rial Serodio

Dr. Pablo Rial Serodio

El doctor Pablo Rial (n.º de colegiado 1907), es el Director Médico de Den Clínica Dental y Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia. El doctor Pablo Rial cuenta con más de 25 años de experiencia y se ha especializado en Rehabilitación Oral e implantología Dental. Es diplomado en Ortodoncia y Oclusión Funcional por la Fundación Roth – Williams International y diplomado en Ortodoncia por la Fundación Internacional Gnathos. Además, posee un Postgrado en Bioestética por el Orthognathic Bioesthetic Institute, un título superior para dirigir instalaciones de Radiodiagnóstico (UTPR) y un Máster en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE Business School.

Lo sentimos, los comentarios están cerrados...

Share This

Share This

Share this post with your friends!